Memorias de África

Memorias de África, la aclamada película del director Sydney Pollack está considerada una de las mejores películas de la historia del cine. Estatus que ha conseguido por méritos propios pues se trata de una maravillosa adaptación de la autobiografía de la escritora Karen Blixen.

Las extraordinarias interpretaciones de ambos actores principales, tanto la de Meryl Streep en el papel de Karen Blixen como la de Robert Redford como el cazador Denys Finch Hatton no hacen más que reforzar la intensidad de la película con una más que creible compenetración que sin duda aporta grandes dosis de realismo.

Otro factor importantísimo en esta adaptación cinematográfica es la música. Todos sabemos identificar la melodía de esta gran película. Una canción que desde el mismo instante en que comienza la película y escuchamos la frase de Meryl Streep “yo tenía una granja en África” nos atrapa en la historia y nos traslada a Kenia.

Respecto a los premios cosechados por esta película podemos incluir entre los más importantes las once nominaciones al Oscar de las que finalmente siete tuvieron estatuilla. Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión adaptado, Mejor Banda Sonora, Mejor Fotografía, Mejor Dirección de Arte y Mejor Edición de Sonido fueron premiadas y a las puertas de estos premios quedaron Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Montaje.

En los premios BAFTA consiguió tres galardones de seis nominaciones en las categorías de Mejor Actriz, Mejor Guión Adaptado y Mejor Fotografía. El mismo número de Globos de Oro se llevó a casa la película del mismo numero de nominaciones: Mejor Película Drama, Mejor Actor de Reparto y Mejor Banda Sonora.

Dentro del argumento destaca sin duda la gran historia de amor de los protagonistas pero no es el único tema que trata esta película. Encontramos una gran reflexión sobre el papel de la mujer en la época y sobre la relación entre las distintas razas. Queda retratado en el film como Karen Blixen era una mujer fuerte y trabajadora que creía en la igualdad entre sexos, así como en transmitir enseñanzas a la población africana.

Sin duda lo mejor de esta película, sin olvidar como ya hemos señalado que se trata de una fantástica adaptación, es que está construida a partir de hechos reales que hacen mucho más especial a este film. Porque solo con imaginar que una historia así existió de verdad la película cobra aun más fuerza y vemos en ella la realidad de una persona y no de un personaje.

 

 

Por José Javier Rodríguez Grande

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s